Organiza tu tiempo. 7 Consejos y claves para optimizar la agenda diaria.

Cada día tenemos en nuestras vidas el mismo problema, “el tiempo”. Sin duda en éste siglo se ha convertido en algo muy importante de controlar, optimizar y siempre se vive con la idea de estar perdiendo el tiempo, de no estar haciendo siempre algo de provecho en nuestras vidas, lo que nos llega a saturar la agenda dejando muy poco tiempo para eso mismo, disfrutar del tiempo y disfrutar de la vida.

Puede que tengas tantas tareas en la mente que te agobie, no puedes dormir una siesta sin estar recordandolas todo el rato, según avanza el tiempo y se acumulan las tareas puedes llegar a un nivel alto de estres si no lo controlas. Una agenda puede guardar para nosotros parte de la información que debemos tener a la mano, pero no necesariamente en la memoria. Ocupemos nuestra memoria para cosas más importantes. El mejor ayudante con el que puedes contar en el momento en el que tengas alguna actividad, proyecto o evento a desarrollar, es tu agenda.

Lo primero que necesitamos es tener una agenda, llevarla siempre encima y, sobre todo, decidir para qué queremos utilizarla. No se trata de apuntar sin criterio todo aquello que necesitemos o se nos pase por la cabeza, si no que tenemos que decidir. Las más comunes suelen ser los registros de llamas telefónicas que tenemos que hacer, fechas importantes, manejar gastos y pagos pendientes, compras… No nos olvidemos que lo más importante es ganar tiempo a cada día con una buena organización de nuestra vida.

 

Pide tu cita desde nuestra web

 

 

Para manejar la agenda aquí te contamos unos trucos muy sencillos a seguir:

 

1. Ten un horario semanal, o sea, ubica el horario en el que empiezas y terminas cada día. Con esto sabrás si tus actividades deben iniciar a las 8 am o a partir de las 12 pm. Mientras vas por tu café mañanero, revisa todos los pendientes de ese día, y antes de ir a dormir anota lo que debes hacer al día siguiente.

2. Clasifica tus actividades por:

  • Urgente (enviar reportes o archivos a tus jefes, pagos)
  • Importante (cumpleaños, fechas especiales, agendar una cita o cancelar una reunión)
  • Eventos (citas, reuniones, comidas, café con las amigas, etc.)

 

3. Anota los tiempos, calcula el tiempo que te va a tomar para saber en qué momento puedes iniciar la siguiente.

4. Deja bastante espacio entre actividades. No seas tan rígido con las horas que te propongas para cada actividad. Siempre es bueno un margen de media hora entre cada cosa por aquello de los imprevistos, porque nunca faltan.

5. Si por algo no pudiste cumplir una actividad, recórrela y sustitúyela por una no tan importante.

6. Nunca agendes dos cosas al mismo tiempo, por menos importantes que sean. Esto disminuye tu productividad y terminarás no haciendo nada. Lo más importante es aprender a disfrutar cada momento y darle su merecido tiempo a cada actividad.

7. Por último recuerda, lo importante es dejar por lo menos una hora al día para relajarse, disfrutar de un momento de diversión y desconectar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.